Papá Noel es autónomo.

¡Hola amigos de las fotos!

Hemos preparado una entrada para ir allanando el terreno de cara a la época navideña, época en la que, habitualmente, no puede caber una urgencia más y en la que, habitualmente, sacamos nuestras habilidades suplicatorias para que las empresas de transporte entreguen ese paquete que necesitamos como el comer, por que ¡Jolin! ¿Qué les cuesta? ¡Sólo es un paquete! 

Evidentemente el consejo más útil y que seguro que te garantizará tener el trabajo antes de Navidad es -spoiler- enviar el trabajo con dos semanas mínimo de antelación. Pero sabemos que muchas veces esto de quién menos depende es de vosotros y que todo el peso del atraso recae sobre esos clientes que de repente caen en la cuenta de que es Navidad y quiero algo diferente, mira a ver si me preparas unos calendarios para felicitar, vi que hacías unas fotos de niño muy chulas y quiero unas de mi nene.

Es importante que sepamos el funcionamiento de la mayoría (si no del total) de las empresas de mensajería. Habitualmente el equipo de reparto está formado por profesionales autónomos que cobran una determinada cantidad por cada paquete entregado. Aunque desde cada central les marcan unas rutas y objetivos mínimos y controlan que estos servicios se lleven a cabo, en muchas ocasiones es el propio repartidor quién se organiza el trayecto de forma que pueda repartir la mayor cantidad de paquetes, penalizando aquellos envíos que le desvían de ese trayecto. Paralelo a eso, las centrales de logística son megaplataformas organizadas dónde hay unos horarios de carga y descarga que se cumplen a rajatabla y donde si un paquete, por cualquier razón (se ha extraviado, se ha enviado a otra plataforma, no lee el código de etiqueta, no tiene la dirección clara, etc) penaliza al resto de cientos, miles de paquetes o no llega a la carga/descarga en el horario establecido… se obvia y listo. Por muchas fotos que tenga y por muy regalo que sea, las empresas de transporte no amoldan su sistema a fallos puntuales, sino que buscan lograr que la mayoría de paquetes tengan un final feliz.

Si esto es así de normal y se torna un caos cuando Amazon saca su ‘Amazon Day’, imagínate en época navideña cuando no solo Amazon sino absolutamente todas las plataformas digitales y muchísimas empresa del país están utilizando servicios de paquetería. Y, recordemos, el repartidor es el mismo, es autónomo, y hará su ruta buscando el éxito de la mayoría de envíos.

Así que vamos a darte unos consejos para que puedas prevenir el caos que comenzará en los servicios de paquetería a nivel nacional a partir del 10 de Diciembre o, una vez ya dentro del caos, sobrevivir a él:

  • Haz un correo masivo alertando a tus clientes. Siempre recomendamos que tengas una base de datos de tus clientes generales y, por qué no, una específica para cada campaña. Al contratar reportajes puedes pedirles un correo para tener una forma rápida y directa de contactar con todos en cinco minutos. De esta forma, puedes ir alertando, allá por principios-mediados de Noviembre que quedan X días para cerrar el plazo de inscripción a tus sesiones o que el momento de hacer las fotos de estudio ha llegado ya, porque dejarlo para más tarde puede implicar dejarlo para después de Reyes. A su vez, puedes y debes utilizar las RRSS para contactar con tu público objetivo y decirle a aquellos que están pensando en contratarte que el momento es ahora y no luego. Seguro que hay algún despistado, para ellos te proponemos el siguiente punto.
  • No es no, pero puede ser que si, pero piensa que es que no. Es decir, si ya han rebasado todos los plazos posibles y aún así lo quieren, alertales de que todos (vosotros y nosotros) haremos lo posible porque esté, pero no podemos garantizarle nada porque los días de margen que nos guardamos bajo la manga no existen. Esto te evitará problemas e incomprensiones.
  • Conoce a tus repartidores y agencias. Sería interesante que tuvieras el contacto de tus repartidores habituales y de las centrales cercanas, así como direcciones de las mismas. Si tienes el contacto (teléfono) del repartidor que te reparte habitualmente él te podrá ayudar si hay algún paquete que esperas y necesitas recibir y te dará alguna solución en caso de que no pueda ir a repartirlo (otro horario, otra localización, etc). Es importante recordar que de forma educada y sin nervios, ni presionando al último eslabón de la cadena con toda probabilidad conseguirás muchísimas más cosas.
  • Prepara cualquier imprevisto. Estate dispuesto a acudir tu mismo a la delegación más cercana en caso de que el paquete se quede allí. Si la agencia de transporte deja allí tu paquete (por olvido, porque penaliza al resto de envíos, por cualquier razón) puedes acudir tu mismo a por el. Muchas veces las agencias de transporte están a literalmente cinco-diez minutos ya que están cerca de núcleos urbanos, si no en el propio núcleo. Insistimos, si un paquete está en delegación, casi con total seguridad nadie volverá a por él para acercártelo. Aunque sea culpa de ellos, claro está.
  • Aplazar correcciones. Si al recibir un producto compruebas que hay un error (faltas tipográficas, etc) intenta, en la medida de lo posible que tu cliente se lo lleve así y posterior a las fiestas arreglárselo y entregárselo perfecto. No nos referimos a mercancía golpeada ni rota, ¡Ojo!, si no a fallos en fechas, en colores…cosas que no distorsionan en alto grado el producto final y su intención. Recogerlo, repararlo, volverlo a enviar y que te llegue en plazo será una señal de que tienes que comprar más lotería de Navidad, ¡La suerte está de tu lado y te está mandando un aviso!

¡IMPORTANTÍSIMO! ¿Cómo cae el calendario este año? Adelanto optimista: FATAL.

Como sabéis, niños que nos leéis, Papá Noel llega el 24 por la noche (lunes). Ese mismo día, el 24, día de Nochebuena y tras volver de un fin de semana dónde con toda probabilidad habrá cena de empresa (y resaca de empresa) en el 100% de las empresas de este país, es casi seguro que pocos repartidores hagan reparto y, si lo hacen, será hasta mediodía. No es imposible, pero es difícil que este día recibas el paquete deseado. A efectos prácticos, el Lunes 24 será como un sábado de Julio en cuanto a disponibilidad horaria de las agencias. Eso sí, las propias oficinas y delegaciones estarán abiertas para recoger hasta mediodía.

Con todo esto, tenemos como último día tope el vienes 21 como día laborable para recibir un paquete, lo que implica que se debe cerrar el envío por nuestra parte el Jueves 20. Y todo esto sujeto al caos propio de la época, claro está.

Sin título.jpg

La pregunta del millón: Entonces, ¿Cuál es el último día para enviaros faena?. Realmente no hay último día, si fuera por nosotros el propio Jueves 20 sería óptimo. Te recomendamos que si quieres recibir fotografías o calendarios no las envíes más tarde del Lunes 17, y si se trata de álbumes o packs, el miércoles 12 deberías de marcarlo en rojo.

Todo esto son recomendaciones y sugerencias, por supuesto, estaremos aquí para cualquier cosa que esté en nuestra mano gestionar. Haremos todo lo posible para que lo recibas todo en plazo, pero hasta donde tenemos constancia, somos personas también (estamos abiertos a debatirlo). Trabajando juntos, tu y nosotros, cualquier incidencia tendrá una solución óptima.

Dicho esto…¡Que la fuerza nos acompañe!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s